DIFERENCIAS ENTRE LOS GASTOS ORDINARIOS Y LOS GASTOS EXTRAORDINARIOS EN LAS PENSIONES DE ALIMENTOS

  GASTOS ORDINARIOS: Gastos ordinarios son los que, teniendo el carácter de necesarios, son además de previsibles y periódicos. Esto supone que los habrá de satisfacer el progenitor custodio con el importe de la pensión de alimentos, y comprenden aquéllos imprescindibles para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, educación y formación y demás y asimismo, son previsibles y regularmente periódicos. GASTOS EXTRAORDINARIOS: Los gastos extraordinarios son aquellos necesarios ,pero en cambio son imprevisibles y no periódicos. La obligación de pago existe pues, como hemos dicho, revisten el carácter de necesarios, pero el reconocimiento del deber de pago, su cuantificación y, cómo se distribuirán, si no hay acuerdo entre los progenitores, debe ser determinada por el Juez, según el procedimiento previsto en la reforma del art. 776 LEC. Muchas veces, surge la duda de si un gasto es ordinario o, por el contrario, tiene el carácter de extraordinario. Realmente no hay una respuesta taxativa a este interrogante y, por ello, en muchas ocasiones se acude a resoluciones de Tribunales o Audiencias para clarificar el tema, así y de manera no taxativa, ya que las posibilidades son innumerables, pondremos una lista de los más frecuentes y cómo han sido resueltos por nuestros Tribunales: Son gastos ordinarios: - Los gastos por enseñanza obligatoria, primaria y secundaria, cuotas de colegio y matrícula, o material escolar previsible y periódico (SAP, 2ª, León 17.12.2010; SAP, 4ª, Alicante 16.3.2010; SAP Castellón, 3.7.2001; SAP Palencia 2.5.2003; AºAP, 24ª, Madrid 12.12.2001, etc) - Los gastos de guardería (AºAP, 5ª, Cádiz 26.1.2010; SAP, 2º, León 17.12.2010…..). - Las cuotas de la asociación de padres, vestuario, uniforme y ropa deportiva para las actividades de esta índole dentro de la enseñanza (SAP, 2ª, Burgos 9.3.2010). - La formación profesional del hijo (libros, material escolar ,etc) y los cursos de idiomas o clases particulares que reúnan el carácter de previsibles y periódicas (AAP, 3ª, Guipúzcoa 3.11.2009). - Los gastos de transporte y comedor escolares (SAP 3ª, Guipúzcoa 3.11.2009; AºAP, 22ª, Madrid 11.10.2002 y 19.7.2003). - Los desplazamientos del menor o del progenitor, para cumplir el régimen de guardia y custodia (SAP, 2ª, Sevilla 29.10.2004). Sin embargo, reseñaremos que cuando estos desplazamientos son especialmente largos y costosos, muchas veces se tratan de manera específica en los convenios o en las resoluciones judiciales, expresando quién y en qué cuantía se abonarán los mismos. - Las actividades extraescolares si ya tenían lugar cuando se pactó o estableció judicialmente la pensión o en tal momento era previsible su devengo (AP, 22ª, Madrid 23.5.2008). -Los gastos por matrícula y formación universitaria son en principio ordinarios, pero han de tenerse en cuenta las especialidades o características del caso concreto (AºAP, 6ª, Vigo 295/2010) y su previsibilidad al pactar o establecer la pensión alimenticia (AºAP, 2ª, Córdoba 14.5.2008; AºAP, 24ª, Madrid, 8.11.2001 y 26.9.2002). Como regla general, diremos que la formación universitaria es un gasto ordinario (SAP, 10ª, Valencia 19.2.2003). Son gastos extraordinarios: - La inscripción en un colegio privado por decisión de uno solo de los progenitores, cuando el otro no manifestara su disconformidad con la misma (AºAP, 3ª, Granada 28.4.2003 y SAP, 12ª, Barcelona 14.7. 2009). - Las clases de repaso o apoyo si fueren necesarios. - Las actividades extraescolares si fueren necesarios o indispensables para el desarrollo integral del menor (SAP, 2ª, León 17.12.2010; SAP, 4ª, Alicante 16.3.2010; AºAP, 22ª, Madrid 30.6.2008; SAP, 1ª, Ciudad Real 4.7.2003; AAP, 10ª, Valencia 24.6.2010). - Los gastos de carácter médico, terapéutico, farmacéutico etc que precise el hijo y no se hallen cubiertos por el Régimen de la Seguridad social (AºAP, 12ª, Barcelona 12.1.2000; AAP, 3º, Almería 15.11.2007; AP, 22ª, Madrid, 13.11.2001). - Los tratamientos terapéuticos, no cubiertos por la Seguridad social que se estimen necesarios para la recuperación del menor en el caso concreto (AAP, 12ª, Barcelona 20.11.2008). - La salud e higiene bucal y ortodoncia y similares (AAP.22ª, Madrid 19.10.2010; AAP, 12ª, Barcelona 20.11.2008; AAP, 22ª, Madrid, 20.11.2001). - La adquisición de gafas o lentes, no cubiertas por dicha Seguridad Social (SAP Asturias, 30.5.2005 y SAP, 24ª, Madrid, 26.9.2002). - Los viajes de estudios cuando se estiman, no sólo aconsejables, sino necesarios,. - El gasto de obtención del carné de conducir (SAP, 10ª, Valencia 28.2.2011). - El gasto de las clases y material para el aprendizaje del inglés (SAP, 10ª, Valencia 24.6.2010). Esto es lo que dicen nuestros Tribunales y Audiencias, pero es menester reseñar y determinar estos gastos en el Convenio Regulador o, en el caso de acudir a un procedimiento judicial contencioso, instar del Juez que los fije con detalle. Esto es lo más conveniente para evitar problemas posteriores. En cualquier caso, y respecto a los gastos extraordinarios que no se recogen detalladamente en el Convenio Regulador o la resolución judicial, muchas veces no hay una norma fija y los Tribunales discrepan sobre los requisitos previos para su exigibilidad, distinguiendo entre la necesidad de: a.- La obligación de un acuerdo entre los dos progenitores. b.- La mera notificación de la existencia y detalles de dicho gasto. c.- Que no sea exigible acto alguno. A modo de resumen, recordemos pues que los gastos ORDINARIOS son los que siendo necesarios, serán también previsibles y periódicos. Por el contrario, los gastos EXTRAORDINARIOS, son los necesarios, pero imprevisibles y sin carácter periódico.    

Related Post

Leave us a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR