CÓMO SE LIQUIDA LA SOCIEDAD DE GANANCIALES COMO RÉGIMEN ECONÓMICO MATRIMONIAL, EN EL PROCEDIMIENTO DE COMÚN ACUERDO

Lo primero que debemos destacar es que lo habitual  es que ambos cónyuges pacten, antes de la celebración del matrimonio y mediante escritura pública formalizada ante Notario, el régimen económico matrimonial que deseen para su matrimonio.Señalar que asimismo, y durante la vigencia del matrimonio, pueden ambos llegar a un pacto para acogerse a otro régimen económico matrimonial distinto del que ya tienen, modificando el preexistente y haciéndolo igualmente mediante escritura pública ante Notario. En los casos de Separación, Nulidad o Divorcio puede disolverse el regimen económico matrimonial, aunque sin liquidarse. Por ejemplo, si el divorcio o la separación no es de mutuo acuerdo, sino contencioso, la sentencia de divorcio disuelve el régimen económico matrimonial, pero para liquidarlo habrá que seguir otros pasos posteriores, como son el hecho de acudir simultáneamente o con posterioridad a otro procedimiento específico de liquidación del régimen económico matrimonial. Una cosa es la disolución del régimen económico matrimonial y otra cosa distinta es la liquidación del mismo. Esto es importante resaltarlo. Por el contrario, también puede darse la posibilidad de que en un divorcio o en una separación de mutuo acuerdo, los cónyuges acuerden disolver el régimen económico matrimonial pero sin liquidarlo todavía. En este caso la sentencia de divorcio o de separación de mutuo acuerdo disuelve el régimen económico matrimonial, pero sin liquidarlo; habrá que liquidarse más adelante mediante un procedimiento distinto y con carácter independiente. Por ello, lo más rápido y menos costoso es que en el divorcio de mutuo acuerdo los cónyuges decidan, mediante su convenio regulador, disolver y liquidar al mismo tiempo el régimen económico matrimonial (salvo el caso de que el régimen económico matrimonial sea el de separación de bienes). Para liquidar el régimen económico de gananciales, hay que elaborar un inventario de los bienes matrimoniales (tanto del activo, como del pasivo), cancelar las deudas en el caso de que las hubiere y, en el caso de que haya bienes resultantes,  hacer las respectivas adjudicaciones entre los cónyuges. Desde este punto de vista, diremos que en la liquidación del régimen económico matrimonial pueden seguirse distintos procedimientos, unos de carácter consensual y otros de carácter contencioso. En este caso, nos centraremos en los Procedimientos de Mutuo Acuerdo. Pueden darse tres situaciones distintas, las cuales pasamos a analizar.  1.- Ambos cónyuges pueden incluir la liquidación del régimen económico matrimonial dentro del contenido del convenio regulador que presenten junto con la demanda de separación o de divorcio de mutuo acuerdo. La otra posibilidad es que los cónyugespreviamente al proceso de separación o divorcio, hayan ya ido a un Notario para proceder a la liquidación de su sociedad. En este caso, la liquidación está al margen del convenio y del propio proceso de nulidad, separación o divorcio. La liquidación de mutuo acuerdo se recoge en el procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo, regulado por el artículo 777  de  la  Ley  de Enjuiciamiento Civil, incluyendo en el convenio regulador la liquidación de dicha sociedad de gananciales. El Código Civil, en su artículo 90, hace referencia al contenido que ha de tener el convenio regulador y recoge esa posibilidad, en cuyo el Juez lo aprobará en la sentencia que declare la separación o el divorcio. 2.- Liquidación  consensual  en  convenio  posterior,  una  vez  que sea firme  la sentencia de separación o divorcio, la liquidación  puede  realizarse  de  forma  independiente, para  lo  que  se  seguirá  el  mismo  procedimiento consensual, en el que los cónyuges se ratificarán y tras ello, será aprobado también por el Juez. 3.- Otro caso, aunque no se dé tanto en la práctica, es que exista una conformidad  en  la  liquidación  en  la  tramitación  de  un  procedimiento contencioso de separación o divorcio. Puede suceder que las partes estén de acuerdo en la liquidación del régimen económico matrimonial y, sin embargo, no estén de acuerdo en las consecuencias, efectos o medidas que hayan de adoptarse en el procedimiento matrimonial. En tal supuesto, no existe inconveniente para aprobar la liquidación en la sentencia matrimonial, siempre y cuando los cónyuges hayan  expresado  la  conformidad  con  la  misma,  sea cual sea el resultado del procedimiento judicial contencioso en el resto de las cuestiones y términos.  

Related Post

Leave us a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR